Durmiendo en un árbol. Cabañas en los árboles, Vizcaya.

Soy una envidiosilla. Y como soy una envidiosilla en cuanto vi el fin de semana en las alturas que pasó una de las chicas de Beauty Changers, decidí que en cuanto pudiera yo también viviría la experiencia. Si os interesan este tipo de cosas, os recomiendo seguirles la pista ;)

No suelo compartir fotos personales pero ha sido tan especial y bonito, y de alguna manera relacionado con el blog, que no podía dejar de hacerlo. 

Hace unas semanas dormimos en la cabaña en un árbol más alta de Europa, a 17 metros de altura, en mitad de un bosque de abetos gigantes en el parque natural de Urkiola, Vizcaya.



Nuestra cabaña fue Elaia, que significa golondrina en euskera. En total hay 5 cabañas repartidas por el bosque en varios kilómetros. El pequeño complejo, que lo completa un caserío como lugar común, está construido siguiendo estándares de arquitectura sostenible.


La cabaña está construida en su totalidad con madera no tratada. El revestimiento exterior es de castaño, ya que aguanta bien la intemperie. Los machihembrados del suelo, paredes, techo y las estructuras y tejas están hechas de Alerce, la madera más dura de los coníferos. Cuando estás dentro es maravilloso sentir la materialidad, al tacto, al oído y al olor.















El desayuno te lo traen a una hora concreta y te lo dejan, sujeto a una polea, en una cesta de mimbre a los pies del abeto. De este modo desde arriba puedes subirlo tirando de la cuerda sin tener que bajar los 17 metros.

Estaba todo muy rico y casero, con ingredientes de cultivo ecológico o de cercanía, y lo que tenía que venir caliente, venía caliente. El desayuno está incluido (con un zumo natural riquísimo), la cena no, es opcional y nos costó por persona 28€, dos platos, postre y bebida. Tenéis el menú aquí

El único problemilla que hubo, y lo digo por si hay algún vegetariano en la sala que tome nota, es que de primero pedí la ensalada, al ver que estaba marcado como plato vegetariano, y me vino con atún. Llamé al caserío y lo solucionaron sin problema, resultó deliciosa.





Son 25m2 de interior y 10m2 de terraza.

Te dan unos prismáticos para que puedas ver animales, con suerte. Hay pájaros, ciervos y jabalís, pero nosotros no los vimos, solo lo oíamos. Se hizo de noche muy pronto y la oscuridad era total. Qué bonita es la noche sin contaminación lumínica y qué bonita la mañana con la vibrante luz filtrada por los árboles.



Muy estiloso el royo de papel higiénico ahí. ¡Bravo por la fotógrafa!


La cabaña no tiene luz eléctrica, tiene velas, tampoco tiene calefacción, tiene una chimenea de bioetanol, y no tiene agua corriente, tiene agua mineral para beber, una jarrita con agua en un precioso lavabo de piedra para lavarte las manos y un water seco. Para ducharte puedes ir al caserío.

Aquí abajo foto desde el water, ¡quién no quiere tener un buen tránsito con estas vistas! 

Ah, y minijabones ecológicos con un olor a geranio que te mueres ¡así me gusta!


Me costó 145€ la noche con el desayuno incluido. La cena 28€ por persona. Os dejo su web aquí y nuestra cabaña fue esta. Os recomiendo enormemente la experiencia.

Fue mi regalo de cumpleaños a mi novio y le encantó. La idea era hacer senderismo por la zona pero estábamos tan agusto en la cabaña que el plan se transformó en un pequeño paseo por el cercano hayedo de Otzarreta y el resto del tiempo no salimos del bosque y de Elaia.

Antes de irnos, escribí en el cuaderno de visitas que había en la cabaña algo así como "enhorabuena por crear un lugar en el que es tan sencillo sentirse feliz". 

Comentarios

  1. Qué experiencia más chula! Esa zona es preciosa (porque ahí mismo el colegio al que iba de pequeña tenía un caserío al que íbamos a pasar algún finde, o a convivencias, etc.). Un detalle fantástico para regalarle a tu pareja, tú sí que sabes! Lo de la ensalada "vegetariana" con atún... en fin, es muy frecuente... O un sandwich vegetal con pavo, y un largo etc. Me ha encantado el momento cesta ;) Un besoteee.

    ResponderEliminar
  2. Qué sitio más chulo 😍 No lo conocía, pero ahora quiero ir ❤️ Es ideal para desconectar de la cuidad y disfrutar en pareja. Gracias por compartir con nosotras la experiencia ¡Muak! 😘

    ResponderEliminar
  3. Pero que chulada! Vaya experiencia más bonita, debe ser impresionante estar rodeado de tanta naturaleza y tanta tranquilidad. Ojalá algún día tenga la oportunidad de disfrutar de algo así, porque me ha parecido fantástico. Me encanta!
    Muchas gracias por compartir con nosotras tu experiencia, un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  4. Qué pasada de sitio, me ha encantado. Un lugar muy especial para un finde romántico. Ahí te relajas sí o sí

    ResponderEliminar
  5. Me he enamorado del entorno, de la cabaña, de las fotos (rollo de papel incluido) y de todo. Me parece una experiencia maravillosa para disfrutar y saborear de forma lenta e intensa. Debió ser una pasada y estoy segura de que jamás olvidaréis ese fin de semana. Me pilla lejos, pero me guardo los enlaces porque quien sabe, quizás algún día ;) ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  6. Waooo me ha encantado la experiencia, ahí perdidos por el bosque y muy altos, una pregunta, estabais calentitos? Me alegra que os haya gustado, besitos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario